Acta Vocalía Medicina Privada

General 30/01/2015

En fechas recientes, convocada por el Colegio Médico de Ourense, ha tenido lugar una Reunión de los colegiados pertenecientes a la Vocalía de Medicina Privada, para debatir la actual situación de su práctica profesional.

En primer lugar se puso de manifiesto el malestar generalizado de los colegiados con las Compañías Aseguradoras de Salud, destacándose:

a) la ausencia, salvo casos aislados, de contratos firmados con los médicos, que definan el marco laboral de la prestación de sus servicios.
b) los casos, cada vez más frecuentes, en los que las Compañías, de forma unilateral, prescinden de los servicios de los médicos, después de años de colaboración, sin causa justificada.
c) las bajísimas tarifas con las que retribuyen los servicios médicos, tarifas que además se imponen "de facto" sin posibilidad de negociación, en un entorno de mercado oligopólico.
d) la limitación, sobre todo en Medicina General, de algunas pruebas médicas y prescripciones necesarias para una buena práctica profesional.
e) la desinformación, en algunos casos, de los pacientes asegurados, en cuanto a las obligaciones que las Compañías Aseguradoras de Salud tienen para con ellos (amplitud del cuadro médico a ofertar, libre elección…)
 
Ante estos problemas, el Colegio Médico de Ourense, dentro de sus atribuciones, recomienda a sus colegiados la exigencia de un contrato privado –escrito- con las Compañías Aseguradoras que defina su relación profesional, y está dispuesto a visar dichos contratos si así se considera individualmente oportuno.

El Colegio Médico de Ourense entiende que cualquier limitación en las pruebas complementarias y prescripciones, deben ser motivadas desde el punto de vista médico y no puede admitirse que interfieran en la calidad asistencial.

El Colegio también solicita a las Compañías Aseguradoras actualizar de forma proactiva y periódica la información a sus asegurados de los servicios asistenciales (cuadros médicos…) de sus pólizas.  

El Colegio Médico entiende que las Mutualidades públicas (MUFACE, Isfas y Mugeju) que prestan sus servicios a través de Compañías Aseguradoras Privadas, con independencia de las restricciones de financiación que hayan podido sufrir, deben seguir ofreciendo a sus usuarios el máximo nivel de calidad asistencial. Y que los pacientes pueden y deben comunicar las deficiencias que detecten a los responsables de las mutualidades, para que sean subsanadas.

También solicitamos a los responsables estatales de MUFACE que Ourense vuelva a tener un nivel asistencial IV como Pontevedra y Coruña, ya que está capacitada, también en la medicina privada, para atender la práctica totalidad de las especialidades médicas y quirúrgicas. No hacerlo supondrá una discriminación injustificable para con los pacientes y los médicos ourensanos.

Compartir en:

Haz un comentario



*Campos obligatorios

Código de verificación
He leido y acepto la Política de privacidad*

Etiquetas sugeridas

protección de datos

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información | Aceptar