El Observatorio de Agresiones trabaja para que este tipo de actos contra los médicos se catalogue como "violencia social"

General 24/01/2014

El Observatorio Nacional de Agresiones forma parte de los Grupos de Trabajo que funcionan en el seno de la Asamblea de Secretarios de la OMC desde 2010, constituidos con el fin de obtener una mayor operatividad, funcionalidad y eficiencia de la labor colegial a través de sus cargos intermedios

Madrid, 24 de enero 2014 (medicosypacientes.com)

El Observatorio Nacional de Agresiones forma parte de los Grupos de Trabajo que funcionan en el seno de la Asamblea de Secretarios de la OMC desde 2010, constituidos con el fin de obtener una mayor operatividad, funcionalidad y eficiencia de la labor colegial a través de sus cargos intermedios. Sobre esta línea de trabajo surge la iniciativa del Observatorio Nacional de Agresiones, pionera a nivel de todo el territorio nacional, que parte de la voluntad de contribuir a dar respuesta y soluciones a la lacra de actos violentos contra el personal sanitario. Precisamente, uno de sus objetivos, en estos momentos, es el de trabajar para conseguir que las agresiones sean catalogadas como violencia social.
Como ha explicado el secretario general de la OMC, el doctor Serafín Romero, en relación a estos Grupos de Trabajo, "se partió de la idea de que los Colegios de Médicos compartan el trabajo común de todos para obtener una mayor operatividad, funcionalidad y eficiencia en la labor colegial y, en definitiva, ofrecer mayor y mejor respuesta como organización a las necesidades tanto de colegiados como de la sociedad en general".
Algunas de las labores que aglutinan dichos Grupos, cinco en la actualidad, están relacionadas con la actividad propia de las Juntas Directivas, otras con el ejercicio de la práctica diaria de la función colegial, y el manejo de información de primera mano sobre una problemática latente en las consultas como es el de la agresiones. En todo ello se está trabajando a través de los Grupos de Agresiones, Formación, Comunicación, Acogida y Buena Praxis, y Registro.
"Poner en valor las actividades y la importancia del trabajo de los cargos intermedios de la OMC, entre los que se encuentran los secretarios generales de los Colegios de Médicos, y plasmar los objetivos de cada uno de estos Grupos es uno de los fines marcados a la hora de diseñar este trabajo", según ha indicado el doctor Romero.

Observatorio Nacional de Agresiones
Como pasos previos a la constitución del Observatorio hay que destacar la "Guía de las Agresiones, 2009" y la creación de un registro nacional que permitiera manejar los datos recogidos por los Colegios de Médicos de Españacon respecto a esta problemática. A partir de la recopilación de datos, el Observatorio de las Agresiones genera una serie de planes estratégicos. Ahora, entre sus retos cabe destacar poner freno a las agresiones a los médicos y lograr que éstas sean catalogadas como violencia social.
A la unificación del registro de agresiones en una única serie de ítems, se han sumado otras variables como es la relativa a las sentencias que se han ido generando en relación a este tipo de actos violentos, y que los Colegios han ido remitiendo al Observatorio. Desde éste se analizan en virtud de la calificación que le dan los órganos jurisdiscionales a una agresión, de donde se extraen datos tan valorables como que 29 de éstas han sido resueltas como delito. De ello se deduce que los órganos jurisdiccionales ya están catalogando a  los médicos como autoridad, algo que resulta prioritario para el Observatorio.
Otra de las líneas dentro de este Grupo de Trabajo se sustenta sobre dos apartados, uno de ellos es el concerniente a la concienciación social. La intención, al respecto, es mantener el posicionamiento de que agredir al médico durante el ejercicio profesional es hacerlo contra una autoridad y, por tanto, ha de abordarse como delito de atentado, según el código penal, en su art. 550. El Observatorio está muy satisfecho de la labor desarrollada sobre este punto, al igual que con el de la concienciación de las instituciones implicadas.
Otro apartado es el de consolidar el "Día Nacional contra las Agresiones", establecido este año para el 20 de marzo. El objetivo en esta ocasión es sentar en la misma mesa a: Observatorio, Consejo General del Poder Judicial, Fiscal General del Estado, Defensora del Pueblo y representantes de Partidos Políticos.
Unida con lo anterior está la línea de negociación con instituciones y partidos políticos. Con los Ministerios de Sanidad y de Justicia  se han dado importantes pasos en este sentido. En concreto con Sanidad se ha creado un grupo de trabajo de agresiones a profesionales dentro de la Comisión de RR.HH. En dicho grupo de trabajo está representado el Observatorio, con tres mesas de trabajo: dimensión real del problema; análisis de medidas adoptadas y su eficacia;  recomendaciones y propuestas de solución.
Hay que recordar, por otra parte, que el registro nacional de agresiones ha servido como plataforma de lanzamiento del Observatorio nacional que, a su vez, ha conseguido una concienciación social mayor en relación al tema de las agresiones, partiendo del eslogan "agresiones a médicos, tolerancia cero". Además, a nivel de órganos jurisdiccionales, se consolida la figura del  médico como autoridad. Colaboración con los partidos políticos para que comiencen a trabajar en el ámbito de las instituciones públicas en la mejora de la respuesta de una agresión. Además, desde la Fiscalía general se consolida la idea de la protección del médico.
En la actualidad, el Observatorio Nacional de Agresiones sigue trabajando en la idea de conseguir una unificación de todos los criterios de agresiones, de cómo se cuantifican las agresiones en las diferentes CC.AA., y las sentencias que se generan.
En este sentido, la aportación de este grupo de trabajo ha consistido, fundamentalmente, en la defensa del colegiado y en la mejora del posicionamiento del médico frente a las agresiones. A ello han contribuido, sin duda, las reuniones mantenidas, en los últimos meses, con la ministra de Sanidad, Ana Mato; el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón;así como con diferentes grupos políticos. En esta línea cabe avanzar que el próximo encuentro está previsto con la Defensora del Pueblo.
El Grupo de Trabajo del Observatorio Nacional de Agresiones está constituido por el secretario del Colegio de Médicos de Badajoz, el doctor José Alberto Becerra; que actúa como coordinador, el vicepresidente del Colegio de Médicos de Ávila, el doctor Manuel Muñoz García de la Pastora; el secretario del Colegio de Médicos de Cádiz, el doctor Gaspar Garrote; el secretario del Colegio de Médicos de Ciudad Real, el doctor Luis María Casero; la secretaria del Colegio de Médicos de Córdoba, la doctora Rosa Mª Marín; el secretario del Colegio de Médicos de Murcia, el doctor José Miguel Bueno; y el secretario del Colegio de Médicos de Orense, el doctor José Manuel Bendaña. A ellos se suman otros miembros como el secretario general de la OMC, el Dr. Serafín Romero y Antonia Muncharaz, del Dpto. Administrativo.
La importante  labor de difusión que, a nivel mediático, se está realizando desde los Departamentos de Comunicación tanto de la OMC como de los Colegios médicos provinciales ha sido clave, asimismo, en los pasos alcanzados.
En el plano formativo, cabe destacar la puesta en marcha de un programa de formación concreto que se va a llevar a cabo conjuntamente con las Fundaciones para la Formación (FFOMC) y Patronato Social de la OMC (FPSOMC). Se va a ofrecer a todos los colegiados de España como herramienta para la prevención y abordaje de las agresiones. El objetivo es adquirir conocimientos y habilidades necesarias para abordar la agresividad en las consultas médicas y disminuir el impacto importante que para el profesional tiene.
Además se trata de: conocer los aspectos que influyen en la aparición de la agresividad (factores predisponentes y precipitantes); adquirir los conocimientos necesarios y habilidades que ayudan a disminuir las interacciones agresivas; incorporar habilidades para el manejo de los distintos tipos de agresividad y autoprotección del profesional; y recibir entrenamiento sobre situaciones clínicas difíciles en la práctica clínica.
Con respecto a las futuras líneas de actuación del Observatorio Nacional de Agresiones cabe destacar: mejorar el envío de las sentencias judiciales con el fin que se consolide algo tan importante como es "el médico como autoridad"; evitar la desprotección del sector privado, donde las agresiones se siguen considerando faltas leves, con el consiguiente agravio comparativo con el sector público; trabajar en la línea que marca la Ley Autonómica de Aragón que reconoce al médico como autoridad y el principio de veracidad de su testimonio, como recoge en el cap.2 art.7.; ampliar la formación en esta materia; y seguir trabajando en colaboración con las Administraciones central y autonómicas y con los otros actores participantes tales como especialistas en derecho sanitario y otros. En definitiva, conseguir que las agresiones sean catalogadas como "violencia social".

Compartir en:

Haz un comentario



*Campos obligatorios

Código de verificación
He leido y acepto la Política de privacidad*

Etiquetas sugeridas

protección de datos

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información | Aceptar