«Necesitamos incentivos para que los nuevos médicos no se vayan»

General 26/07/2018

José Luis Jiménez

Jiménez recuerda que Ourense «está llena de plazas de difícil cobertura» y que los contratos son poco atractivos

Fotografía Santi M. Amil
 
Fina Ulloa
Ourense / La Voz
 

José Luis Jiménez ha renovado su cargo en la presidencia del Colegio de Médicos de Ourense por aclamación. Al igual que ocurrió cuando accedió al primer proceso electoral de la organización colegial, en 2014, este especialista en Medicina Interna no ha tenido candidaturas rivales.

-Que no tenga competencia ¿es bueno o malo?

-De verdad que para mí es difícil interpretarlo. Puede tener las dos lecturas; puedes entender que los colegiados están contentos con cómo reo hemos hecho el trabajo; pero por otro lado podría suponer que el colegio no resulta demasiado atractivo y por tanto no hay gente interesada. Yo creo que hay un poco de todo.

-¿Está satisfecho de lo conseguido en su primer mandato?

-Creo que hemos cumplido globalmente con las lineas estratégicas que nos habíamos planteado, que van a seguir siendo parte del camino en esta nueva etapa. Hemos intentado dejar de ser un colegio puramente representativo, de aparecer en actos, firmar y poner la corbata. Queríamos ser un órgano que se posicione sobre las cosas importantes y lo hemos hecho en algunos temas, como en los problemas de Atención Primaria o de las aseguradoras privadas, intentando que el trabajo sea de calidad y con unas condiciones dignas para los médicos con contratos y con una retribución compatible con la responsabilidad que tienen. Pero siempre hay espinas clavadas.

-¿Como cuáles?

-Una esencial, que no es solo de Ourense, sino general, es la escasa influencia que conseguimos tener en las líneas relacionadas con la política sanitaria en su conjunto, tanto en sanidad pública como en la privada. No acabamos de ser considerados elementos decisorios y este es un aspecto que tenemos que mejorar. Creo que los planteamientos que hacemos desde los colegios son siempre de mejora, profesionales y de compromiso con el sistema y con la profesión; pero no acaban de crearse las estructuras para que realmente seamos influyentes y, por tanto, positivos para esa búsqueda de calidad asistencial.

-¿Qué objetivos se marca para esta nueva etapa?

-Apuntalaremos líneas como la de la investigación. Queremos que Ourense investigue y publique más para que los médicos que trabajan aquí sean valorados fuera de forma objetiva, por sus hechos, por lo que seguiremos con la unidad de apoyo estadístico y metodológico y con las traducciones que hacemos gratis al inglés y a otros idiomas para publicaciones internacionales. Seguiremos creciendo en docencia y actividades de formación continuada y continuaremos trabajando por salvar la sanidad pública. Van a ser años muy difíciles.

-¿Por qué?

-Porque vamos a tener muchas jubilaciones y todos vamos a tener que poner de nuestra parte y habrá que renunciar a cosas. Hay que estar para las duras y para las maduras y la realidad es que no va a haber profesionales para atender los dispositivos que hasta ahora están en marcha, todo lo que está montado y que es lo que le da calidad a la sanidad pública de Galicia. Los colegios profesionales queremos estar ahí; ayudando y estaremos siempre a favor de todo lo razonable, pero nos preocupa que sigamos teniendo una rigidez administrativa terrible que hace que un número importante de nuestros residentes acabe yéndose porque los contratos no son atractivos. De los que acabaron este año creo que se queda uno y pienso que este verano ya tendremos problemas para cubrir las vacaciones en Primaria. Y hay que revisar modelos. ¿Por qué la gente prefiere ir a urgencias en fines de semana en lugar de esperar a que le vea su médico el lunes? Eso es algo que nos lo tenemos que hacer mirar todos; desde la Medicina de Familia a la Administración.

-Pero este es un problema bastante general.

-Es cierto, pero hay que empezar a mirar lo que están intentando en otros lugares para salvar la Primaria. En el País Vasco están poniendo en marcha el mismo contrato que nosotros pedíamos: de un año para el residente de Familia o de Pediatria y que se prorroga a tres. Y ojo, en el caso de Ourense, los incentivos tienen que ser incluso mayores que para quien se quede en A Coruña o Vigo, porque esta provincia está llena de lo que llaman plazas de difícil cobertura, como es la zona del oriente ourensano. Pero ni con eso lo arreglamos del todo; habrá que hacer otras reformas y ver cuantos PAC se pueden mantener o la estructura de urgencias... Vamos a tener que trabajar en muchos frentes para que los ciudadanos no pierdan pero que tampoco vayamos a gastar energías en algo que no vaya a ser útil.

«No creo que me presente a un tercer mandato; hay que incentivar los relevos»

Durante el primer mandato de José Luis Jiménez se ha impulsado un cambio en los estatutos del órgano colegial que, entre otros aspectos, abordan la simplificación de la dinámica electoral para evitar tener que realizar una votación para cada vocalía -son 14- pasando a plantear la directiva como una candidatura de equipo. Otra de las novedades en este aspecto es la limitación de mandatos, algo en el que el propio Jiménez cree firmemente. De hecho, asegura que no tiene pensado volver a presentarse, aunque el retraso en la publicación en el Diario Oficial de Galicia de esa nueva normativa que fija como máximo dos períodos de cuatro años para la presidencia, le permitiría repetir una vez más. «Mi intención es no hacerlo. A día de hoy no ceo que me presente a un tercer mandato; hay que incentivar los relevos y mi idea que es que los jóvenes tienen que ser los que tomen las riendas y den a esto el perfil que consideren».

Otro de los planteamientos novedosos es la paridad. El colegio ourensano es el primero de España en fijarla en su ordenamiento interno. De hecho en esta nueva directiva hay ocho mujeres -entre ellas las que copan las tres vicepresidencias- y siete hombres. «No es cuestión de cumplir una ley. Es de justicia. Ahora mismo el porcentaje de colegiadas y colegiados es del 50 %, pero entre los segmentos más jóvenes son mayoritarias y en las facultades es 70 % frente a 30 %. Eso supone que en el futuro ellas van a crear un modelo que yo estoy convencido de que será distinto; tanto desde el punto de vista de nuestro trabajo como en la forma de organizarnos, porque la practicidad de las mujeres va a hacer que no nos perdamos tanto en chorradas y entremos en las cosas que son más interesantes para la gente».

Artículo original

Noticias Relacionadas:

- Cómo se incentivan en Galicia las plazas de díficil cobertura

- Fórmulas para afrontar ausencias en A.P.


Compartir en:

Haz un comentario



*Campos obligatorios

Código de verificación
He leido y acepto la Política de privacidad*

Etiquetas sugeridas

protección de datos

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando estarás aceptando su uso. Más información | Aceptar